Deliciosa receta de pollo a la milanesa, el clásico italiano que conquista paladares

Pollo a la Milanesa: La Deliciosa Receta Italiana

El pollo a la milanesa es un plato clásico de la cocina italiana que se ha convertido en una opción popular en muchos hogares alrededor del mundo. Con su crujiente exterior y su tierna carne, es difícil resistirse a este platillo increíblemente sabroso. En esta ocasión, te traigo una receta tradicional italiana para que puedas disfrutar de un pollo a la milanesa casero, con todo el sabor de la abuela.

Ingredientes:

– 4 pechugas de pollo
– Sal y pimienta al gusto
– 1 taza de harina
– 2 huevos
– 1 taza de pan rallado
– Aceite vegetal, para freír
– Limones, para servir

Preparación:

1. Comienza preparando las pechugas de pollo. Para ello, coloca cada pechuga entre dos hojas de papel encerado y aplánalas con un mazo de carne o con el fondo de una cacerola. Esto ayudará a que el pollo se cocine de manera uniforme y obtenga ese característico aspecto delgado de la milanesa.

2. Sazona las pechugas de pollo con sal y pimienta al gusto. Puedes agregar otras especias como ajo en polvo o perejil, si así lo prefieres.

  Cocas de hojaldre

3. Prepara tres platos hondos: en uno coloca la harina, en otro bate los huevos y en el tercero coloca el pan rallado.

4. Pasa cada pechuga de pollo por la harina, asegurándote de que esté bien cubierta por ambos lados. Luego, sumérgela en el huevo batido, procurando que quede completamente cubierta. Por último, pásala por el pan rallado, presionando ligeramente para que se adhiera bien y obtenga una capa crujiente.

5. A medida que vayas empanando cada pechuga, colócala en un plato aparte hasta tener todas listas. Esto permitirá que la capa de pan rallado se asiente y se adhiera correctamente antes de freírlas.

6. En una sartén grande, calienta suficiente aceite vegetal como para cubrir las pechugas. La cantidad dependerá del tamaño de tu sartén, pero asegúrate de tener al menos 1 cm de aceite.

7. Cuando el aceite esté caliente, añade las pechugas de pollo empanadas y fríelas por ambos lados hasta que estén doradas y crujientes. Esto tomará aproximadamente de 4 a 5 minutos por lado, dependiendo del grosor de las pechugas.

  Deliciosa y saludable: cómo hacer una ensalada de pollo a la plancha llena de sabor

8. Una vez que las pechugas estén cocidas, retíralas del aceite y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

9. Sirve el pollo a la milanesa acompañado de rodajas de limón, que le darán un toque fresco y ácido. También puedes acompañarlo con una ensalada verde, puré de papas o arroz blanco.

¡Y listo! Ya puedes disfrutar de un delicioso pollo a la milanesa siguiendo esta receta italiana tradicional. Recuerda que esta preparación es perfecta para toda la familia y es una excelente opción para esos días en los que quieres sorprender con una comida casera llena de sabor.

¡Buen provecho!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad