Deliciosos contramuslos de pollo crujientes: ¡Una receta irresistible para chuparse los dedos!

Los contramuslos de pollo crujientes son un plato delicioso y fácil de preparar que se convertirá en uno de tus favoritos. Esta receta combina la jugosidad y sabor del pollo con una capa exterior crujiente y sabrosa que te dejará deseando más. ¡Prepárate para disfrutar de un bocado irresistible!

Ingredientes:
– 4 contramuslos de pollo
– 1 taza de pan rallado
– 1/2 taza de harina
– 2 huevos batidos
– 1 cucharadita de ajo en polvo
– 1 cucharadita de pimentón dulce
– Sal y pimienta al gusto
– Aceite para freír

Pasos a seguir:

1. Preparar los contramuslos: Comienza por limpiar y secar los contramuslos de pollo. Retira el exceso de grasa y asegúrate de que estén bien secos antes de continuar. Esto ayudará a que la capa exterior sea más crujiente.

2. Preparar los ingredientes secos: En un plato hondo, mezcla el pan rallado, la harina, el ajo en polvo, el pimentón dulce, la sal y la pimienta. Mezcla bien todos los ingredientes secos para asegurarte de que estén distribuidos uniformemente.

3. Preparar los ingredientes líquidos: En otro plato hondo, bate los huevos hasta obtener una mezcla homogénea.

  Como cocer cigalas vivas

4. Empanizar los contramuslos: Toma un contramuslo de pollo y pásalo primero por la mezcla de harina y pan rallado, asegurándote de cubrirlo completamente. Luego, sumérgelo en los huevos batidos y vuelve a pasar por la mezcla de harina y pan rallado. Presiona ligeramente para que el empanizado se adhiera bien al pollo. Repite este proceso con cada contramuslo.

5. Freír los contramuslos: En una sartén grande, calienta suficiente aceite para cubrir los contramuslos de pollo. Asegúrate de que el aceite esté bien caliente antes de añadir el pollo. Reduce el fuego a medio-alto y coloca cuidadosamente los contramuslos en el aceite caliente. Fríe durante unos 6-8 minutos por cada lado o hasta que estén dorados y crujientes. Si prefieres una opción más saludable, también puedes hornear los contramuslos empanizados a 200°C durante unos 25-30 minutos, volteándolos a mitad de la cocción.

6. Escurrir y servir: Una vez que los contramuslos estén listos, retíralos del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Esto ayudará a mantener la textura crujiente. Sirve los contramuslos de pollo crujientes acompañados de tu guarnición favorita, ya sea ensalada, arroz o patatas fritas.

  Carmen casa de cocidos

¡Y listo! Ya tienes unos deliciosos contramuslos de pollo crujientes para disfrutar. Esta receta es perfecta para una comida rápida y sabrosa, tanto para niños como para adultos. Te aseguramos que sorprenderás a todos con el sabor y textura de este plato.

Consejo adicional: Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes agregar algunas especias adicionales a la mezcla de harina y pan rallado. Por ejemplo, una cucharadita de curry en polvo o pimienta cayena le dará un toque picante. También puedes añadir hierbas como tomillo, romero o perejil para realzar el sabor del pollo.

¡Disfruta de estos contramuslos de pollo crujientes y comparte el sabor de la abuela con tus seres queridos!

Relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad