Cómo cocer una nécora viva: consejos y receta infalible

Cocer necora viva: una deliciosa tradición gastronómica

La necora es un marisco muy apreciado en la gastronomía española, conocido por su sabor delicado y su textura carnosa. Si te gusta disfrutar de este manjar en su punto óptimo, nada como aprender a cocer la necora viva. En este artículo, te explicaremos el paso a paso para lograr un resultado perfecto y deleitar a tus comensales con esta exquisita preparación.

Antes de adentrarnos en el proceso de cocción, es importante recordar que se debe tratar a este marisco con cuidado y respeto, ya que al estar vivo es necesario manejarlo con precaución. Asegúrate de contar con un producto fresco y de calidad, preferiblemente adquirido en pescaderías especializadas. Una vez que tengas las nécoras listas, ¡vamos a empezar!

1. Preparación de las nécoras
– Lava las nécoras bajo un chorro de agua fría para eliminar cualquier resto de arena o impureza que puedan tener.
– Colócalas en una tabla de cortar y sujétalas firmemente. Con cuidado, introduce un cuchillo afilado justo detrás de los ojos y realiza un corte limpio y rápido para matarlas de manera instantánea.

  Deliciosas alitas broaster crujientes sin aceite: Prepáralas en tu freidora de aire

2. Cocción al vapor
– Llena una olla grande con agua y añade sal al gusto. Lleva el agua a ebullición.
– Cuando el agua esté hirviendo, coloca las nécoras en una cesta vaporera y ponla en la olla, asegurándote de que las nécoras no toquen el agua directamente.
– Tapa la olla y cocina las nécoras al vapor durante aproximadamente 8-10 minutos, o hasta que estén bien cocidas. El tiempo puede variar dependiendo del tamaño de las nécoras, así que puedes hacer una prueba pinchando una de ellas con un tenedor para ver si la carne está firme y blanca.

3. Enfriamiento y limpieza
– Una vez cocidas, retira las nécoras de la cesta vaporera y colócalas en un recipiente con agua fría y hielo para detener la cocción y enfriarlas rápidamente.
– Una vez que estén frías, procede a limpiarlas. Retira las patas y la cáscara con cuidado, intentando conservar la carne intacta.

4. Presentación y acompañamiento
– Una vez que hayas limpiado todas las nécoras, puedes presentarlas en una fuente o plato decorativo.
– Si quieres resaltar aún más su sabor, puedes añadir unas gotas de limón por encima antes de servir.
– Las nécoras cocidas se pueden disfrutar solas como aperitivo o como parte de una mariscada. También son ideales para incluir en recetas de arroces, paellas o incluso pasta.

  Cómo cocer patas rusas congeladas: el secreto para obtener una textura tierna y jugosa

Con estos sencillos pasos, podrás disfrutar de unas nécoras cocidas en su punto exacto. Recuerda que el proceso de cocción debe ser rápido y respetuoso con el marisco, ya que su frescura y calidad marcarán la diferencia en el resultado final. ¡Anímate a prepararlas y sorprende a tus seres queridos con esta deliciosa tradición gastronómica!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad